sábado, 5 de noviembre de 2016

UN BANCO EN LA ALAMEDA

Si al mirar a nuestro alrededor pensamos que nunca hemos estado peor, es el momento de parar, de descansar en el primer banco disponible de la alameda de nuestros pasos y de buscar tres libros: uno de historia, otro de filosofía y el último de poesía.
Quienes siembran el desánimo y la inevitabilidad en nuestra convivencia, en nuestra vida y en nuestros principios, sabe bien lo que hacen. Desde mucho antes de que el doctor Goebbels innovara el arte de convertir la información en explotación de masas, se sabe que el miedo es una estrategia de poder, sumamente eficaz.
El miedo de todos los miedos, el que nos produce la muerte, se transfigura en miedo a perder el empleo, a no ser considerado, a la falta de estabilidad y a otros tantos como los ropajes de los que se disfraza. Entonces el hombre y la mujer pierden su libertad y se convierten en un desecho humano capaz de cualquier acto.
Los poderosos saben bien como administrar las píldoras de los miedos y cómo conseguir que masas ingentes de seres humanos vaguen por el planeta como auténticos adictos buscando su dosis cotidiana de aparente tranquilidad. La seguridad se convierte entonces en palabra sagrada: previo pago de su importe podemos asegurar hasta la vida y, previo pago de otros tantos peajes, más o menos evidentes, podemos retener junto a nosotros la suficiente seguridad como para permanecer en este escenario, cada vez más difícil de soportar y del que, en ocasiones, no nos rescata ni siquiera los sueños.
Si somos amantes de las libertades conquistadas por los trabajadores, veremos con reticencia y miedo el implacable avance del neoliberalismo y al mismo tiempo nos lamentaremos por la pérdida del concepto de clase. La clase social ha sido, durante muchos años, una estructura que ayudó a ordenar el mundo y sus relaciones. Sin embargo la disolución de la “clase obrera” en una difusa “clase media” nos convierte de soñadores del TODO a propietarios de la NADA.
El libro de historia nos enseñará el siglo XIX español y encontraremos no pocas semejanzas. Seguramente identificaremos la situación que amparaba y sigue amparando a los intereses de una oligarquía que ayer dejaba, como deja hoy, a tantos ciudadanos en una situación de vulnerabilidad extrema y sin perspectivas de futuro. Puede que nos riamos de la escasa sangre real que debe correr por las borbónicas venas después de la agitada vida sexual de sus ancestros. Pero al mismo tiempo, se nos helará la nuestra propia al comprobar lo habitual, reincidente y permanente del comportamiento de los eternos dueños de la tierra, de los antiguos y modernos caciques y de quienes, ayer como hoy, dicen representar la voluntad popular. 
La dignidad de los antiguos tipógrafos del XIX se ha tornado en un señoritismo andaluz procesional y rancio a la par que las antiguas siglas se venden a las necesidades de los nuevos grupos de poder.

Si llegamos a las últimas páginas podemos cambiar de libro y seguir con la lectura de Zygmunt Bauman. Es un autor de lectura amena que nos trae a nuestro tiempo y nos revela los “daños colaterales” que las políticas triunfantes del fin del siglo XX han ocasionado a la población del planeta. Pero si el transito nos parece muy brusco, se puede recalar en una pensadora que está a la altura de los más grandes filósofos del siglo XX. Hannah Arendt nos muestra la “banalidad del mal” para explicar el comportamiento humano y a donde puede llegar la masa desprovista de sentido crítico. Hombres y mujeres perfectamente normales son capaces de cometer las mayores atrocidades en nombre del bien común, del cumplimiento del deber o de la razón de estado. 

Cuando demos por terminado nuestro descanso, tal vez sea el momento de encaminarnos hacia nuestra L.·.. Este es un buen lugar para el dialogo con la conciencia. Es un buen lugar para mirar al miedo y a la muerte. Un buen lugar para compartir nuestro soliloquio y encontrar el camino de regreso a los sueños. 

Sin duda es un lugar privilegiado, rodeado de los 4 puntos cardinales y fuera del reino de la apariencia en donde hemos dejado nuestros libros. Las tres grandes luces alumbran un universo siempre nuevo por ancestral y cuando se extinguen nos devuelve nuestros pasos, nuestros libros y nuestros sueños.
…”exploran juntos el vasto dominio del pensamiento, de la acción y del amor universal…”
Con esta trilogía en el ánimo al salir del templo, ya podemos abrir el libro de poesía. El azar nos ha dejado a la orilla de Mario Benedetti, tal vez por que su verso está lleno de compromiso. Pero es que acaso,…..¿es posible el verso sin compromiso?


No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves

no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo

no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces

no te quedes conmigo.






jueves, 27 de octubre de 2016

EN EL LABERINTO DE LA PALABRA

En el año 2011 dedicamos una breve entrada al poema Regius. Ahora que preparamos el próximo encuentro del "LABERINTO DE LAS PALABRAS" vendrá bien recordar un poco los antecedentes históricos de la O.·.Mas.·. en toda su complejidad. Sin duda la historia es importante como referente cultural aunque no debemos olvidar que el lenguaje del simbolo, las más de las veces, adelanta al razonamiento y nos introduce en esos "mundos sútiles,.. ingravidos y gentiles,... como pompas de jabón" de nuestro bien amado poeta.

Para recordar y hacer boca:
http://masoneriaaragonesaliberal.blogspot.com.es/2011/12/manuscrito-regius.html

http://www.institutodemer.es/articulos/cuarta/LA&_32_MASONER%CDA&_32_MEDIEVAL.pdf

http://www2.uned.es/dpto-hdi/museovirtualhistoriamasoneria/4origenes_masoneria/los%204%20santos%20coronados.htm

http://historiamasonica.blogspot.com.es/2011/07/el-manuscrito-de-halliwel-o-poema.html

lunes, 6 de junio de 2016

EL PROGRESO DE LA HUMANIDAD A DEBATE

El pasado jueves 2 de junio tuvimos la ocasión de compartir diálogo con la asociación que coordina el hermanamiento entre Zaragoza y León (Nicaragua). El tema elegido para coversar fue "EL PROGRESO DE LA HUMANIDAD" y dió de si para observarlo dede la esfera practica con Mª Jesús Luna y su visión de la cooperación. "Cooperar con el sur,... transformar el norte" es la idea que se puso sobre la mesa y a la que hicieron compañía los clásicos del decrecimiento. Serge Latouche, Carlos Taibo o Ramón Fernandez Duran fueron la excusa perfecta para distinguir y matizar ideas como PROGRESO, DESARROLLO Y CRECIMIENTO.
En estos enlaces hay un resumen de enlaces que, con seguridad, os podrá llevar hasta donde vuestra voluntad desee.


http://internacional.elpais.com/internacional/2013/08/15/actualidad/1376575866_220660.html

http://www.tunuevainformacion.com/etica-filosofia-de-vida/152-serge-latouche-la-gente-feliz-no-suele-consumir.html

https://conleon.wordpress.com/

lunes, 9 de mayo de 2016

LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DEL DERECHO HUMANO HACE ENTREGA DE SU MEDALLA DE HONOR


La profesión y vocación del Hno. Antonio le hizo un buscador de la luz y un domador de sombras mucho antes de que, en los años noventa, la caida de la venda le permitiera ver el interior de la Logia Caballeros de la Noche. En este taller creció y participó de su vida y de sus sueños. Las largas tardes de las tenidas y las más largas noches de conversaciones sin fin, pertenecen al recuerdo compartido con un buen número de hermanos, que ha construido una fraternidad que alcanza más allá de los formalismos.

En este taller alcanzó la Maestría y desempeño las oficialías que se le confiaron. Pero entonces, como ahora, la hipertrofia de algunos “egos” deshicieron la fraternidad pacientemente destilada en el alambique de las ilusiones y aquellos conversadores de la nocturnidad  hubieron de levantar otras columnas en el erial. Fue la época de la L.·. Paracelso, un taller formado por HH.·. que se resistían a perder la costumbre, la hermosa costumbre, de iluminar el universo y beber sus reflejos. Durante un tiempo, de grato recuerdo, el estudio de trabajo del barrio del Arrabal de Zaragoza, apagaba sus focos para dar cobijo a la luz eterna.

Al resguardo de esa luz se discutió cual era la opción masónica adecuada al carácter de aquellos “rebeldes” que pronto descubrieron en el Derecho Humano la obediencia liberal que mejor podía cobijar el anhelo que les había hecho emigrar de la L.·. nº 21 de la G.·.L.·.E.·.

Un nonagenario Pablo Campos, último superviviente de la mas.·. aragonesa, volvió a a ser M.·. de Cer.·. de una nueva logia que se cosió a la historia con viejos hilos de luz. Constancia volvió a ser un nombre masónico en Zaragoza y el hermano Antonio dedicó su esfuerzo al crecimiento de este taller vinculado al de la obediencia en España.

La Jurisdicción se convirtió en Federación y el intenso trabajo desarrollado condujo a nuestro hermano por todo el universo geográfico y anímico de la obediencia.

Fue nombrado M.·.P.·.G.·.C.·. y Representante para España del Supremo Consejo del Grado 33 del Derecho Humano. Ha sido la máxima autoridad iniciática en la Federación Española durante sus 9 años de mandato. También fue nombrado Gran Maestro Adjunto de la Orden y desempeñó el de Representante del Supremo Consejo del Derecho Humano para América Latina.

Las más largas noches de conversaciones y las largas tardes de tenida de años atrás, se hicieron carne en el crecimiento de la O.·. en unos países de los que, en muchos aspectos, sociales y mas.·., debemos aprender;…….... aprender la importancia de la sencillez, la fuerza de los rituales y el poder de transformación del trabajo masónico.

Ya hace 4 años que dejó su cargo, sigue siendo miembro de honor del Supremo Consejo y responsable de varios países sudamericanos, mientras pasa largas horas en silencio captando los matices de la forma en su eterno juego con la luz y la sombra.

Si tuviéramos que hablar de historial masónico diríamos que, sin ningún género de dudas, es uno de los españoles con una trayectoria masónica internacional más brillante. El mérito de las personas, cuando es cierto, lícito y fruto de su trabajo, no se debe esconder. Es más,… debe servir como energía y modelo para quienes hemos hecho del eterno trabajo de desbastar la piedra bruta una forma de entender la vida.
Para este taller es un orgullo servir de escenario en la entrega de este merecido homenaje que deseamos se convierta en una costumbre de la Federación para reconocer el trabajo de los HH.·. que hayan sabido aunar su vida al crecimiento de la fraternidad de nuestra Orden.





domingo, 17 de enero de 2016

SOLSTICIO, OVNIS Y MASONERÍA


Solsticio de invierno,…… tras la ventana de este calido diciembre se extiende el paisaje eterno que ha acogido a los habitantes de esta tierra desde antes que se construyera el dolmen del Más de Abad. Por este paisaje han pasado gentes y atardeceres,… guerras y retaguardias. El hambre, la fiesta, el dolor y la esperanza se han cosechado en estos campos sembrados por hombres que se han convertido en tierra para que otros siembren y cosechen el pan nuestro de cada día.

Sorprendentemente, según algunos de mis vecinos,  es esta una zona privilegiada de avistamiento de OVNIS. Algunos de ellos me cuentan con todo detalle, las zonas de trafico preferente de estas máquinas inteligentes que buscan las corrientes de agua y la proximidad de centrales de producción de energía eléctrica. A la tarde siguiente, entre sorprendido y escéptico, comento esta visión con un buen amigo que no pensara ni de lejos, que fuera a ser creyente en ufología y,… ¡oh sorpresa!!, mientras descargamos la leña que me ha traído, me describe con todo lujo de detalles las intervenciones extraterrestres en la evolución humana y como estos ufonautas a quienes se ha identificado con dioses y ángeles, son los causantes de las mutaciones genéticas que han llevado al “homo sapiens” a partir de otras razas humanas, como la de Nehardental.
Cuando subo a casa, a estrenar el hogar, no puedo dejar de comentar con mi familia la sorpresa en la que me han colocado mis vecinos a quienes creía yo más próximos la calendario zaragozano que al programa 4º Milenio y más preocupados por el precio de las trufas que por los itinerarios que siguen los ovnis ribagorzanos. La conversación que se suscita es jugosa y caemos en la cuenta de la evolución socio/tecnológica que para mucha gente está teniendo “lo mágico”, la fantasía,.. el mundo de “todo posible” del que nos hablan los cuentos tradicionales que no es nada más que una apertura a la globalidad del ser humano.
Mis vecinos, también son más que un paisaje, mas que meros trabajadores de la tierra en trance de convertirse en tierra para que sus hijos la sigan sembrando. Si en otro tiempo, gentes como ellos (como yo mismo) construyeron dólmenes y luego ermitas para separar el territorio de los humanos,…. del de lo salvaje,.. de lo desconocido,… hoy no es de extrañar que vistan de marcianos a las antiguas vírgenes y que las escobas de las brujas que esperaban al inocente caminante en los cruces de caminos abiertos a los 4 vientos,.. se hayan trocado en herramientas de desconocida utilidad que lo mismo alteran el código genético que nos enseñan los paisajes de Venus.
Al amor del hogar, ya encendido, convenimos en que es sustancial al ser humano la necesidad de trascender y ahí las opiniones se bifurcan entre quienes consideran esta idea como una fantasía, hija del miedo a la noche eterna que el fuego conjura, y los que consideran la contingencia/necesidad de esa posibilidad de trascendencia como una parte de la naturaleza interna del ser humano. El hombre y la mujer, desde la época de los cazadores/recolectores (cuando dios era mujer), hasta esta realidad tecnológica, pasando por neolítico cuando dios se hizo hombre para garantizar la propiedad de las tierras, se ha mirado a sí mismo y ha pensado que el paisaje es más grande que la parcela que cultiva y que es posible tender un puente entre la realidad del día y el sueño de la noche.
También mis vecinos,.. los de ahora y los que se apretaban al fuego del solsticio para conjurar el miedo a que no volviera a  amanecer, han soñado, sueñan y seguirán soñando.
Y nosotros,…. ¿Qué hacemos en este aparte de nuestra vida cotidiana?. ¿Qué hacemos cuando la luz eterna extiende sus llamas sobre las luces de la L.·.?.....… el aprendiz ha cruzado el umbral de los sentidos y se le han dado DOS HERRAMIENTAS (mallete y cincel) para su trabajo. Debe desbastar su piedra bruta, su personalidad, su ego… pero en el templo no se escucha ruido alguno. El aprendiz trabaja en la cantera y este es un espacio singular, a medio camino entre el mundo profano y el templo. A partir de las experiencias de la vida cotidiana el Aprendiz Francmasón, es decir,… todos nosotros, eliminamos de nuestra personalidad los aspectos que impiden que nuestra piedra ajuste con el resto. La necesidad de armonía es una ley a la que debemos ceñirnos de forma inexcusable. Cuando la L.·. se abre y acoge a todos los AA.·. solo quienes conocen otras cámaras (MM.·. y CC.·.) pueden hablar. Al A.·. se le exigen dos trabajos, uno al comenzar su experiencia iniciática y otro al solicitar su paso a C.·.,…. El resto debe ser silencio porque en la espuerta del silencio debemos amontonar las esquirlas de nuestro trabajo.
La iniciación pautada, secuenciada y ordenada que propone el ritual mas.·. elude (o más bien cercena) la elocuencia o las ganas de hablar que podamos traer del mundo profano. Es la simplicidad del trabajo de desbaste el comienzo de un proceso vital que puede durar tanto tiempo como nuestra voluntad determine,….. La experiencia de la cantera y el silencio en la L.·. es la apuesta que hay que pagar para seguir viendo este singular modo de crear un puente entre la vigilia y el sueño, entre el YO y los otros, entre la razón y el inconsciente. Es mucho más difícil que imaginar, soñar o intuir que los ovnis recorren el barranco del Sarrón en las noches de invierno.

Cuando el A.·. deviene en C.·. cambian sus herramientas, sus responsabilidades y sus funciones. Ahora puede hablar y habita un espacio distinto. Cuando sale de la cámara no puede contactar con el mundo profano,… deberá volver a la cámara de A.·. y allí volverá a poder labrar la piedra bruta,.. volverá a vérselas con su ego y volverá a acomodar su personalidad junto a la de sus HH.·. para que en la cámara de C.·., quienes ya conocen la escuadra, el compás,….. y saben el significado de la letra “G”, puedan colocar esas piedras que salieron de la cantera que fueron sometidas al labrado y acumuladas en la L.·..
Tal vez una imagen que pueda representar la vida mas.·. es la del albañil que amplia una habitación tras otra hasta construir una sucesión de cámaras. Solo por la primera,.. la de A.·. es posible la conexión con el mundo profano. Recordemos que todos habitamos ese espacio, porque la labor de desbastar el ego es eterna,… y la labor de acomodar nuestra naturaleza a la de nuestros HH.·. es igualmente perenne.
Solo en esa cámara debemos hablar de la función social de la mas.·., de la relación de lo iniciático con lo profano y de cómo la labor desarrollada en las LL.·. puede ser útil al progreso de humanidad. El resto de cámaras representan experiencias distintas cuya acumulación comprende todo el universo mas.·.. Una experiencia personal y compartida que nos permite ir de cámara en cámara trabajando en cada una las herramientas y el mito que corresponde,…. La conexión con el mundo profano SOLO es posible en la cámara común que todos los HH.·. compartimos y cuyo trabajo (al igual que el de cada una del resto de las cámaras) es permanente. En ella no solo los AA.·. que no tienen acceso a ninguna otra, deben desbastar la piedra bruta, todos nosotros, en nuestros grados y calidades, debemos ser AA.·.. Sin duda recordaremos la experiencia de las otras cámaras,… pero en esta solo compete labrar, labrar y volver a labrar la piedra y someterla a la regla de la mesura. Recordemos que en el templo de Delfos, además del conocido "CONOCETE A TI MISMO",  también estaba grabado en piedra "NADA EN DEMASÍA". Estas dos máximas deben estar también grabadas en el templo de nuestra conciencia.
En este continuo ir y venir por el escenario masónico y en la medida de que sepamos discernir y separar el trabajo de cada grado, podremos hacer que la experiencia de cada una de las cámaras,.... los distintos estados del ser, configuren la globalidad del trabajo mas.·..


viernes, 7 de agosto de 2015

UN POCO DE ECOLOGÍA

Hay un tema que se toca escasamente en nuestro oficio de viejos canteros,.. me refiero al de la ECOLOGÍA. 

Se diría que en nuestra Orden como en otros muchos aspectos de la convivencia social se mantiene y perpetúa la imagen del ecologista que se descuelga de la Torre Eiffel para desplegar una pancarta antinuclear. Se diría que para mucha gente, también entre nuestros hermanos/as, la ecología es algo que combate el progreso y eso para quienes dicen trabajar al Progreso de la Humanidad debería llevarnos, cuando menos, a la reflexión.

Por contra a lo anterior lo ecológico se ha convertido en reclamo de calidad. Todo el mundo habla de desarrollo sostenible, de la importancia del turismo verde y de los productos ecológicos.

Como no creo que vaya a decir nada especialmente original y como creo que es sabio leer al que sabe más que el que escribe, ofrezco este articulo, ya algo viejo, pero perfectamente actual, a la hora de establecer el dialogo entre el PROGRESO y la ECOLOGÍA.



Entresacando algunas frases, efectivamente no parece que la situación sea especialmente halagüeña:

“La realidad ambiental es espantosa y no creo que vaya a mejorar”. 

“hemos de cuestionarnos el mito ilustrado del progreso, al menos respecto a las cuestiones humanas y sociales”.

La apuesta, personal y colectiva que propone el autor no es la de “otro cambio de paradigma” sino una “revolución social”, que rompa con los valores de la competencia y la competitividad

Dice también que el liberalismo “es incompatible con la conservación del planeta”. Es más, aboga por una “ecología socialista”, por este orden en los términos; el sustantivo “ecología” en tanto que vida en armonía del ser humano con la naturaleza; y el adjetivo “socialista”, en relación con principios como la equidad.

En fin una propuesta par pensar durante el verano y para que cuando miremos a un individuo con un mono amarillo encaramado a alguna torre o chimenea o artilugio similar, nos demos la oportunidad de pensar/sentir/creer que las cosas deben/pueden ser de otra manera. Tal vez deberíamos hablar de ecomasonería y buscar la justa medida,... siempre la medida,.....¡dichosa regla de 24 pulgadas!

Buen verano y procurad emitir poco CO2.

SALUD Y ECOLOGÍA

PARA LOS MUY ÁVIDOS DE LECTURA:


lunes, 3 de agosto de 2015

LA DEUDA CRIMINAL


Vivimos en un orden mundial criminal y caníbal, donde las pequeñas oligarquías del capital financiero deciden de forma legal quién va a morir de hambre y quién no. Por tanto, estos especuladores financieros deben ser juzgados y condenados, reeditando una especie de Tribunal de Núremberg”. Con esta aplastante contundencia despacha Jean Ziegler, vicepresidente del Consejo consultivo de Derechos Humanos de la ONU, su particular análisis del actual momento histórico. 

La dilatada trayectoria diplomática de este profesor emérito en la Universidad de Ginebra y comprometido analista internacional, que fue relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación durante ocho años, impide que le tiemble la voz a la hora de señalar con el dedo inquisidor a los ‘culpables’ de la crisis sistémica. 
“No puede ser que en un planeta con los recursos agroalimentarios suficientes para alimentar al doble de la población mundial actual, haya casi una quinta parte de sus habitantes sufriendo infraalimentación”. 
En su último libro Destrucción Masiva. Geopolítica del hambre (Península), que Ziegler presentó no hace mucho en Madrid, pone sobre la mesa una serie de cuestiones molestas de las que otros diplomáticos ni siquiera se atreven a hablar en los pasillos de la ONU. Unas críticas irreverentes que ya ventiló en otros trabajos como El hambre en el mundoLos nuevos amos del mundo y aquellos que se le resistenEl imperio de la vergüenza o El odio a Occidente.Hay que multiplicar rápidamente las fisuras en el muro capitalista para derrumbarlo y crear un nuevo orden mundial más justo.

miércoles, 20 de mayo de 2015

EL SILENCIO Y LA PALABRA


Poco cinéfila, donde las haya, apenas frecuento el cine, me mantengo en una exigua media de visitas entre una y una vez y media al año; me veo ahora, sin embargo, necesitada de acudir a una de de esas escasas visitas y de tomar prestado un trocito de película, porque su director, hace ya algunos años, escribió en imágenes la plancha que yo os traigo ahora en palabras.

Recuerdo que era británica, y nada más. Ni director, ni año, ni actores. Come he dicho, poco cinéfila donde las haya.

Es una mujer de humilde extracción socio-económica, una joven sordo muda de nacimiento, que nunca ha oído la voz humana. Trabaja como camarera de habitaciones en un hotel de altísimo standing, lleno de lujo. Una mañana, en una de las habitaciones que limpia, encuentra sobre la mesita de noche una pequeña escultura de bronce fundido perteneciente a los huéspedes, que, descuidadamente, la habían colocado allí. Se trata de una pieza de arte única, muy valiosa. Cuando ella la ve, aquella mañana, se ilumina todo su ser, la toma, la envuelve con sus manos, la acaricia, la aprieta contra su pecho y se emociona, se emociona hasta el llanto. Misteriosamente, se siente compelida a robarla, la lleva a su casa donde la conserva sobre su mesita y la contempla día y noche. Al ser detenida por la policía alega que la figura le había hablado.

Nadie puede imponer el silencio. El silencio no surge de la falta de palabra sino de la falta de voz. No es importante decir palabras sino tener voz. La voz proviene del fondo del corazón, es la esencia de nuestro ser que se manifiesta. La voz tiene alma, tiene duende. La voz es al oído lo que el perfume al olfato. Nada lo puede ocultar ni acallar. Se desprende, se emana y el que tiene oídos para oír, oye y el que tiene voz para comunicar y para transmitir, comunica con o sin palabras. El poder creativo de la voz es tan potente, que el silencio de las personas que la poseen puede ser atronador.

Tienen voz los que se inspiran en principios éticos sólidos, los que no permutan vanos intereses personales por la injusticia, los que no tienen miedo de ser valientes, los que actúan desde la razón y el amor, los que buscan el conocimiento, los que habiendo olvidado su estúpido ego han encontrado su ser. Pero también hay otra voz, y esta, sí, siempre privada de la palabra, la voz de los que sufren; la de los desahuciados de la vida; la de los inmigrantes ahogados en el Mediterráneo; la de los sirios refugiados y desplazados; la de las niñas nigerianas rescatadas, la mayoría embarazadas y aterradas; la de las siete mil víctimas mortales nepalíes.

Quiero tener voz y escuchar vuestras voces. La voz de cada uno de mis HH:., la de la L:., la del grupo, la de las minorías, la de los que crean y la de los que sufren, la de todos.

Consumir palabras sin más, como la mayoría de actos de consumismo insaciable, por mucho que rompan el silencio, no dan voz. Terrible escuchar palabras huecas, tan manidas y tediosas, tan vacías de sentido y carentes de oxígeno vivificador, que falta el aire imprescindible para propagar la vibración que generará voz.
Durante un tiempo esas palabras entretienen, disimulan, desvían la atención, engañan y te las crees, pero duran poco, o deberían durar poco para todas las M:. y M:. librepensadores y amantes de la Verdad. Al oír ese tipo de palabras y de discurso lo que encontramos es silencio, nada se ha creado, nada se ha transmitido y no le siguen hechos. No hay voz.

En mi mundo interior y masónico he atribuido precisamente a esta distinción entre silencio, palabras y voz la explicación de por qué el aprendiz se sienta en silencio a la sombra de la C:. del N:. pero mirando siempre hacia la C:. del S:., la C:. de la que proviene la voz.

domingo, 10 de mayo de 2015

SOBRE LA ESPIRITUALIDAD Y LA MASONERÍA


El espíritu aletea entre la razón y la tradición,...... dormita entre la razón y el sueño,..... se mueve entre lo simbólico, lo personal y lo social.

La mas.·. como laboratorio de conciliación de opuestos, no contempla ninguna idea sin darle una oportunidad a su contraria. A menudo, se manejan conceptos que, de manera automática, evocan su contrario. Sin duda ese es el caso de la idea de ESPIRITUALIDAD que, por mucha holística y globalidad que queramos darle, no deja de proyectar, como una sombra, la idea de materialidad. Es una pareja de ideas que dibujan el mundo, unas veces cargado de luz y otras de sombras.

Espiritualidad es, desgraciadamente, una palabra gastada y ajada, porque ha sido víctima de una doble confusión. Por un lado la del pensamiento dualista que enfrenta el espíritu a la materia,.. el alma al cuerpo  y por otro la de la reclusión de la espiritualidad en la religión.

Pero dado que el espíritu aletea donde se le antoja y que la razón necesita ejercicio, no estará de más repasar el quehacer masónico desde su aparición en la historia, en paralelo a la evolución del pensamiento.
El siglo XVIII, despertaba al optimismo del pensamiento, aunque el absolutismo más feroz reinaba en todas partes. Percibir las enormes potencialidades del hombre, como individuo y como especie, era la razón para el optimismo. En el horizonte se atisbaban nuevas formas de organización social, de conocimiento científico y de desarrollo económico.
Algunos estudiosos fechan este despertar en 1.723, aunque con toda seguridad no tuvo una fecha única para este evento. Aquel era un tiempo de identidades excluyentes y los mas.·. se atrevieron a postular la fraternidad entre todos los pueblos y creencias y, más importante que todo eso, se atrevieron también a formular el librepensamiento que un poco después en 1789 se proclamaría como derecho a la libertad de conciencia. En esa libertad de conciencia cabía por igual la trascendencia y el materialismo. Desde ese momento, año tras año,... Europa ha conocido todo tipo de convulsiones.
El racionalismo del S. XVIII se pervirtió hasta llegar a Auschwitz. La Ilustración que buscaba el desarrollo humano,... desarrolló al máximo la capacidad destructiva del ser humano. Pero la potencia del pensamiento no se detuvo,... se abrió paso y rompió fronteras.
Al soporífero Kant le sucede Hegel y como un árbol que hunde sus raíces en el cielo, su pensamiento se prolonga en el materialismo histórico de Marx, la Metafísica de Nietzsche, la crítica a la ontología de Heidegger y su oponente Levinas con su alteridad. El mismísimo Adorno, que junto a Horkheimer escribió la dialéctica de la ilustración, compiló y completó la crítica al proyecto ilustrado concebido como dominio de la naturaleza.
Para terminar con este paseo por la filosofía, antes de que la caída del muro de Berlín deshilachara el telón de acero, Sartre, Bataille o Derrida le ponían ideas a los adoquines que ocultaban las playas de Paris. Mientras, en paralelo a esta filosofía, la ciencia psicológica ha llegado a penetrar en la profundidad de la psique humana, y gracias a hombres como Freud, Jung, Maslow o teólogos como Küng o Picaza, hemos descubierto, en parte, la complejidad de nuestro mundo interior donde "Eros" y "Tanatos" se enzarzan en su combate eterno.
Durante el siglo XX, los excesos de la razón se aplican por todos los medios y mientras se van perdiendo de vista los fines esenciales del ser humano, nos vamos  olvidando de que el pensamiento es el recipiente de la conciencia. Si el recipiente es importante el contenido es precioso, pero a menudo, occidente y Europa mucho más, le han dado más importancia al tener que al ser.
Cuando la razón se aplica a la producción en serie, incluso de la cultura, todo se banaliza y se perpetúa la ideología del modelo de producción dominante y, en consecuencia, la belleza y el espíritu languidecen. En ese contexto tanto la religión como la ciencia se absolutizan, como si no existiera otra cosa más allá de ellas. Hemos tenido que padecer las consecuencias de estas posturas reductoras para despertar y venir a reconocer que, tanto más allá de la religión como más allá de la ciencia, existe vida. Si el pensamiento es el vaso la conciencia es el agua que sacia nuestra sed.
En este largo periodo de tiempo, algunos han podido perder la fe en la humanidad que podía tener el hombre en 1.723. Otros posiblemente se han hecho mas conscientes de la ambivalencia de la condición humana y han optado por no renunciar al ideal de fraternidad aunque ello nos obliga a darnos cuenta de que la fraternidad humana es una construcción problemática.
El pensamiento es una cualidad del ser humano y, en si mismo, no es espiritual ni material. Las logias, hoy como en 1723, son, por encima de todo, espacios de pensamiento, espacios para descubrir nuestra conciencia y su trabajo colectivo no tiene porqué adaptarse, ni en su forma ni en su fondo, a los innegables cambios que ha sufrido la filosofía, la psicología o la teología.
Seremos sus miembros quienes, desarrollando la misma sistemática que nuestros antepasados, trabajaremos dentro y aplicaremos fuera, nuestro personal equilibrio entre materia y espíritu, entre Eros y Tanatos, entre pensar y sentir.
La Mas.·. no responde ninguna pregunta, ni establece ningún dogma ni resucita ningún muerto. Solamente permite que hoy, como en 1723, cada vez que se abren los TT.·. en una L.·. se muestra la oportunidad de que sus miembros piensen en común. En todas las cámaras en que podemos trabajar, el pensamiento se comparte de acuerdo al ritual de cada grado. En esa especial atmosfera la conciencia colectiva destila en cada una de nuestras conciencias personales unas gotas de tradición ese rumor que se percibe cuando nuestro genio interior habla.
La masonería, en tanto que institución filosófica y filantrópica, provoca, con toda seguridad, modificaciones en nuestra naturaleza interna. Su práctica tiene como fin la búsqueda de la verdad y revela los espacios en los que podemos autodeterminarnos y adquirir el saber sobre nosotros mismos y sobre la realidad que nos rodea. La lenta construcción de nuestra libertad pasa por esa concepción de la razón que se funde y se confunde en el sentir y el pensar.
Hay que decir que ninguna entidad, tampoco la Mas.·., debería atribuirse el conocimiento,… el monopolio de la espiritualidad, esta es un fenómeno incorpóreo que le pertenece al hombre y a la mujer en función de su conciencia individual. Eso si, siendo que la O.·. alimenta un contexto colectivo, todos los HH.·. se benefician por el vinculo de convivencia dentro de un ambiente de fraternidad.
La sociedad profana parece instalada en lo efímero pero necesita recuperar consistencia, solidificar su columna vertebral con valores que la reconstruya con solidez. En ese trabajo, en esta necesidad, quienes tenemos el privilegio de asomarnos a lo eterno desde el balcón del símbolo, contraemos un serio compromiso con todos quienes antes que nosotros vivieron el mito y se juramentaron para trabajar por el progreso de la humanidad.
En estos nuevos tiempos que, igual que el siglo XVIII, también es de identidades uniformadas y excluyentes en pleno reino del absolutismo más feroz, nosotros, masones del siglo XXI, estamos obligados a atrevernos a defender la fraternidad entre todos los pueblos y creencias y a formular el librepensamiento como ente integrador .
http://www.um.es/tic/LIBROS%20FCI-I/Dialectica.pdf
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/adorno.htm